viernes, 23 de enero de 2009

Días Mejores en Madrid.

¡Por fin! ¡Hemos estrenado en Madrid; en casa! ¡En La Abadía

Después de tantos años haciendo teatro en Madrid, y en el Teatro de La Abadía es la primera vez que he estrenado una función fuera de Madrid; y lo cierto es que la experiencia ha sido muy buena.

Días Mejores tuvo su estreno oficial a principios de Diciembre en Gerona dentro del Fetival Temporada Alta; luego hicimos dos bolos en Mallorca; después estrenamos en Barcelona y tras diez funciones allí, por fin estranamos en Madrid... y por tanto la función llega en un momento estupendo. La cosa fue genial. A pesar que dicen que el público de estreno suele ser muy distante y frío, lo cierto es que ayer no paraban de reirse. Y es que no hay que olvidar que aunque la función trata sobre un tema serio, (cómo unos personajes se buscan la vida para sobrevivir en tiempos de crisis) este tema se presenta en tono de comedia; una comedia "trash" en palabra de Rígola (el dire) y con toques surrealistas. En mi opinión una oportunidad inmejorable para la gente que no está acostumbrada a ir al teatro. 

He oído en ocasiones el comentario que Alex Rigola dirigía de manera que creaba espectadores para el teatro y que eso se debía a que hacía un "teatro moderno", "joven". En realidad, no sé si es moderno o antiguo, joven o viejo, pero las veces que lo he disfrutado como espectador puedo decir que el teatro de Alex contiene un ingrediente que es dificil de encontrar y por eso supongo que atrae a nuevos espectadores; y yo creo que es "la sorpresa". He visto varios espectáculos suyos, y unos me han gustado muchísimo, otros mucho y alguno menos, pero en todos siempre ocurrían cosas que me sorprendían. Y cuando hablo de sorpresa, no hablo de la sorpresa hacia la espectacularidad o grandiosidad, para nada; me refiero a que en escena ocurren cosas inesperadas, o se presentan de una manera singular; y lo mejor de todo es que lo hace desde la coherencia; pueden pasar en el escenario cosas totalmente locas, absurdas y que no te esperas, pero seran coherentes con la propuesta, con la historia, con los personajes, etc. Para hacer eso se requiere un enorme talento.  

A menudo se oye el comentario de personas que no van al teatro "porque se aburren", o porque prefieren ver una película. Siempre que oigo este comentario me pregunto sobre cuál habrá sido su experiencia teatral. A esa gente les recomiendo el teatro de Alex Rigola, y como en Madrid -hasta el 8 de Marzo- se presenta Días Mejores, pues animo a pasar a verla.



Un abrazo.

Ernesto Arias


No hay comentarios:

Publicar un comentario